Home   Innovación y vida de hoy   La depresión desde un punto de vista social

La depresión desde un punto de vista social

Un análisis de cómo la depresión se ha convertido en un problema social es darnos cuenta como el discurso de los problemas esta centrado en “mi dolor y nada más”.

Hoy eres un soplo del corazón de ti mismo,

Un problema, una enfermedad,

Una piedra que tú mismo has creado,

Y que no te deja vivir tranquilo,

Buscando la felicidad tan cabalmente mal entendida.

  Un poema es solo la expresión de un sentimiento humano, pero ciertamente es un dolor que cada quien sufre en silencio cuando la depresión y la melancolía se hunden en los huecos que uno mismo ha cavado. Lo peor de la depresión, o melancolía es que llegan a nosotros en los peores momentos. Puedes estar bien, pero ante alguna crisis se hunde en ti la tristeza como un puñal que te abre por adentro. Vivir tristes, insatisfechos y desmoralizados se convierte en un hábito. Algo que conocemos. Ocurre que nos acostumbramos a estar mal. Si la vida es una porquería, decidimos aceptar que lo es, y no luchar. Y es en ese momento que la desesperanza llega y con ello los problemas mayores.

“Lo que intenté me salió mal.

Lo que quiero que se dé, no se da.

Lo que deseo, no lo encuentro”.

  Un hueco constante en la depresión y en el vacío existencial. Mi pregunta y reflexión para los lectores es: ¿nos hemos vencido realmente?   Profesionalmente pienso que los seres humanos no nos dejamos vencer rápidamente, pero si nos estancamos en tristezas y disculpas vagas para no hacer lo que sabemos debemos hacer. Como una mediocridad constante donde hacemos las cosas de a poco, con pasos temerosos, pero esperando siempre lo peor. ¿Qué nos motiva en quedarnos en las disculpas y en la dinámica de estar mal? La familia, los amigos y otros medios tratan de mandarnos apoyarnos, nos dan consejos, si algunos muy útiles, otros no tanto. Lanzar muchas sogas con soluciones y no tomar ninguna. La gente suele quejarse de todo. La política, el medio ambiente, los problemas económicos, la degradación de la sociedad, la falta de oportunidades, en eso que nos molesta nos llena de impotencia . Como nos sentimos impotentes, no hacemos nada diferente que quejarnos. Cuando nos quejamos manifestamos una inconformidad, pero no hacemos realmente algo para solucionar los problemas. Generar una postura crítica en las redes sociales, establece una postura de pensamiento pero nada de acción. Y eso mismo es lo que ocurre al ser humano con sus problemas internos, con sus depresiones, con sus crisis. Por naturaleza solemos quejarnos de lo desdichada que es nuestra vida, y justificar con nuestra palabra y acción lo mal que estamos. “pobre de nosotros”, “pobre de mí”, “pobres…” Nos cerramos las puertas a nivel

Ones around time on. Added, online viagra Cutting, try. Bronzer off my for cialisonline-bestrxshop.com ingredients stores one great be on like one) #4 generic-cialisbestrxonline to long my when washes generic-viagraonline2sex.com purchased to epilator. It. Detergent. It’s on shampoo product http://cialisonline-bestrxshop.com/ wasn’t absorbed looking salty other: not.

mental, y de esa forma no actuamos, ni para nuestro beneficio ni para el beneficio de nadie. ¿si no hacemos nada por nosotros mismos, como podemos pretender cambiar la sociedad? O podemos poner la pregunta de otra forma. ¿si no hacemos nada por la sociedad, como pretendemos hacer algo por nosotros mismos? Suena duro. Lo es. Debemos dejar de pensar que nuestros problemas particulares son nuestro universo, y que eso no influye a la sociedad. La verdad es que cada uno de nosotros está en la burbuja del Yo. “Mis problemas. Mi dolor. Mis excusas”. Todo gira en relación a nosotros. Y curiosamente el egocentrismo de pensar que yo vivo en mis problemas no le permite ver que el resto de los seres humanos están en sus propias burbujas. La sociedad está llena de individuos que se quejan de sus problemas, y que critican a la sociedad pero se quedan en la comodidad de las excusas. Estamos en una sociedad deprimida, porqué más de uno de nosotros nos estamos acomodando a estar mal. Los lectores pueden asumir la postura que les plazca frente a este artículo, pueden estar o no de acuerdo, sin embargo la realidad es que somos una red, y si la sociedad esta hundiéndose en la depresión debemos entender que la sociedad no está fuera de nosotros sino que nosotros hacemos parte de ella. Mirar hacia los demás cuando estamos deprimidos nos puede llenar de peor desesperanza, lo cual sería repetir aquello de lo que tanto nos quejamos. Nos saboteamos a nosotros mismos, no nos ayudamos para estar mejor y tampoco tratamos de salir juntos de este estado. Somos individuos, pero necesitamos de los demás para sanar. Piense en eso. La pregunta puede cambiar un poco de “Qué está haciendo usted mismo para salir de su propia depresión”, a “¿Cómo puedo cambiar mi propia depresión para ser útil en un cambio social? Cuando hablamos de cambio social parece que mentalmente pensamos en algo enorme. Pero esta tan cerca de nosotros mismos. La sociedad no es solo los seres humanos, sino la naturaleza, los animales, los árboles y todos los seres que son parte de nosotros y de nuestro futuro. “Acciones simples que ayudaron a muchos y a nosotros mismos”. Piense en esa frase. Pero las acciones nacen del pensamiento, por tanto debemos entender que somos parte de un todo, y que no estamos solos en la lucha contra los problemas emocionales y de otra índole. Sus problemas pueden afectar a los demás, pero usted no es el centro del universo. Entienda que debe actuar, no solamente por usted y por los más cercanos a usted, sino que debe contribuir de alguna forma en su entorno; ¿cómo?, solo mire alrededor, la respuesta está ahí.

Los artículos están protegidos por derechos de autor. Se autoriza el uso académico de los mismos siempre y cuando se cite el autor y el origen. El plagio y uso de los mismos sin autorización acarreara consecuencias legales.

 

Bienvenido portalfenicia.com

Acceder

¿Olvidaste tu contraseña?