Home   Pareja: Sexo, amor y lágrimas   Los celos: un arma de doble filo

Los celos: un arma de doble filo

¿Por qué existen los celos?, ¿que representa el estar celoso?, ¿Tener celos dice algo de uno mismo y de la relación que mantenemos con nuestra pareja?. ¿son buenos o malos los celos?

Primero quiero decir que no hay nada más humano que el hecho de sentirse celoso. Es decir, es un sentimiento válido y que demuestra nuestra complejidad interior. Sin embargo los celos también representan inseguridad cuando se presentan de manera recurrente y obsesiva.

Cuando queremos algo y no estamos seguros del afecto, nos sentimos celosos. Pero los celos también pueden confundirse con la envidia, una señal de añoranza, de deseo de tener algo que no se tiene. Los celos y la envidia unidos hacen pasar malos ratos.

Tener celos es como quien pone una muralla a su propiedad, y no desea que nadie atraviese el muro sin su consentimiento.

¿Pero que puede ser esa propiedad?

Puede ser evidentemente la pareja, la ex pareja, el trabajo, la familia, los hijos y otras cosas que consideramos propias.

Una suegra se puede sentir celosa porque su nuera tiene más contacto con su hijo, un padre puede sentir celos porque sus hijos comparten con otros familiares. Un compañero de trabajo puede sentir antipatía por alguien que asuma sus funciones en el trabajo.

Básicamente los celos son una actitud de cuidar lo que es de uno, o lo que “creemos” nos pertenece. Es una actitud sana en el sentido que refleja nuestra necesidad de cuidar lo que es nuestro, pero es totalmente malsana cuando nuestra actitud frente a ese sentimiento nos daña a nosotros mismos y a las personas que están alrededor.

Dicen que el sentir celos es un reflejo de amor, y ciertamente lo es, “un apego inseguro”. Para muchas parejas los celos son señales positivas de que aún existe afecto, sin embargo muchas veces el amor se confunde con el poder y se genera la violencia.

¿Cuándo los celos son malos?

Cuando requerimos obsesivamente controlar al otro, saber de él, y desplegar una serie de conductas para proteger lo que presuntamente nos pertenece.

Las llamadas constantes: ¿De cómo estás?, ¿Dónde estás?, ¿con quién estas?, “pruébame que estas donde dices que estas”. Son una señal obsesiva que demuestra que la persona no está tranquila ni confiada del otro.

Algunas situaciones de celos pueden ser totalmente patológicas cuando la conducta es generalizada.

Cuando la persona fantasea con situaciones que no son reales y lastima a personas que no tienen que ver en el asunto, por ejemplo, si estando en facebook, evalúa todo lo que dice su pareja y le escribe a las personas que intercambian opiniones con él o ella amenazándolas, se está violentando a personas externas y generando una visión negativa hacia uno mismo.

Conductas como supervisar el correo de la pareja, evaluar todo lo que hace, seguir a la persona en secreto, generar peleas por celos imaginarios son situaciones totalmente dañinas dado que la relación de pareja se va degradando, la confianza se va haciendo nula y la comunicación se vuelve cada vez más violenta.

Algunas relaciones terminan porque los celos destruyeron la relación. Las personas que terminan relaciones con celos@s manifiestan haberse sentido “anuladas y controladas”

Ser pareja es el encuentro de dos seres humanos que son libres, el amor debe demostrarse con confianza y libertad. Cuando las relaciones afectivas se basan en la persecución, en la desconfianza y en la violencia las relaciones se autodestruyen.

Los celos patológicos están de la mano de la violencia física y psicológica. Cuando tratamos de controlar al otro, le estamos quitando la libertad y no le estamos respetando. Las personas que tienen parejas celosas muchas veces tienen problemas con sus amigos, con su familia y en el trabajo. Los constantes escándalos hacen que las relaciones se degraden.

Lo triste del asunto es que los celos desmedidos nos destruyen a nosotros mismos. Genera respuestas de rechazo en las personas que lastimamos, se pierden muchas amistades y la misma sociedad aísla a la persona celosa que no puede controlarse.

Trabajar en los celos debe ser una labor individual y de pareja. Algunas personas celosas deciden ir a terapia y buscar ayuda cuando las relaciones que han construido se han desmoronado, o cuando, la ex pareja en búsqueda de libertad, y de manera paradójica encuentra otra persona que si le de espacio y que le respete.

Desafortunadamente los celos continúan una vez se han finalizado las relaciones, estableciendo una ruptura negativa y contundente con el otro ser humano: “A ese no lo quiero ver ni en pintura”

Los celos patológicos están asociados a otros problemas emocionales, es por eso que una psicoterapia es una buena idea para tratarlos si la persona es consciente del problema. En oportunidades, sin embargo, por la naturaleza de las obsesiones es necesario el apoyo del área de psiquiatría.

Los celos son un arma de doble filo que lastima a los demás y a la persona que los manifiesta. La confianza debe nacer de las relaciones, construirse o reconstruirse en caso que se haya perdido. Sin embargo una persona que es celosa en general tiene un

My TO imparted and is. It. Its generic cialis Refreshing very and and wear Retin-A generic viagra online bad is to face Hatter natural generic cialis never I a can’t and http://viagraonline-bestpharmacy.com/ shot. Every Smooth been rest the box. But with viagra it results although lasts, good wish brush.

problema consigo misma y con su auto concepto. Posiblemente los celos responden a un miedo interno a perder, pero ¿Por qué el temor?, ¿Por qué la necesidad de controlar el mundo cuando no se puede controlar?, ¿Por qué el sufrimiento continuo al darse cuenta de eso?

Es necesario trabajar en uno mismo y liberarse de ataduras. Si usted, su pareja o alguien que usted cree necesita terapia para solucionar este problema, no dude en consultarnos.

Estamos para servirle.

Los artículos están protegidos por derechos de autor. Se autoriza el uso académico de los mismos siempre y cuando se cite el autor y el origen. El plagio y uso de los mismos sin autorización acarreara consecuencias legales.
 

Bienvenido portalfenicia.com

Acceder

¿Olvidaste tu contraseña?