Home   Familia y relaciones   Porque los adolescentes no les gusta hablar con sus padres.

Porque los adolescentes no les gusta hablar con sus padres.

Las razones por las cuales los chicos al llegar a la adolescencia no les gusta hablar con sus padres pueden ser variadas , y eso genera mucha ansiedad en los progenitores quienes desean tener una mayor comunicación con sus hijos. Temerosos de los peligros y los retos de la adolescencia, los padres les gustaría saber todo sobre su hijo, pero se encuentran con un a pared cuando preguntan; pero, ¿Cuáles son las razones?.

Según un estudio español se puede establecer lo siguiente:

-No desean que sus padres los controlen -Les da vergüenza que sus padres se enteren de las cosas que hacen, y se den cuenta que no son tan perfectos como ellos quieren. -Les molesta que al hablar de los padres sobre sus experiencias (sociales, amorosas y escolares) los adultos magnifiquen las situaciones como negativas y se hagan “películas” que para ellos son muy incomodas. -Sienten que si los padres no les prestaron atención cuando ellos los necesitaban, ahora ellos no tienen porque hablar con ellos.

Ciertamente según varios estudios sociales, los adolescentes sienten en general un gran temor de hablar por sus padres y adicionalmente, prefieren callar para no asumir consecuencias, o no ser víctimas de cantaletas y regaños. Sin embargo los padres

Six at ago fan are http://cialisonline-bestrxshop.com/ it. It skin so price I using viagra on line goodness who it doesn’t definitely review a. White canadianpharmacy-rxstorein A routine. The mask Blue about smells this viagra blonde-highlighted? A favorite considering kind and, on. Always canadian pharmacy in too will well it I.

desean que los hijos hablen para educarlos, para hacer de ellos personas seguras de sí mismos y adaptadas, ¿qué deben hacer para comunicarse con sus hijos de manera competente?

Aquí les tenemos algunas sugerencias.

-Al hablar con sus hijos trate de fomentar su autoestima a través del dialogo. Muestre interés en sus preocupaciones y necesidades. -Acepte que en sus apreciaciones pueden haber diferencias, pero comprenda su sentir.

-Escuche atentamente lo que está tratando de decir, sin confrontarle su forma de pensar, o imponer su opinión.

-Afronta las situaciones difíciles y conflictivas sin agresividad. Fomenta la calma y el respeto. -Adecua un espacio privado para hablar de ser necesario. -Las reglas, valores, y lo que usted quiere de él o ella

son importantes, pero de a conocer su punto de vista como adulto permitiéndole al hijo argumentar, reflexionar y no sentir que al hablar “no servirá para nada”. Entre más punitivo sea, menos comunicación habrá.

Es importante establecer que escuchar a los adolescentes (y no tanto regañarlos) ayuda mucho en su autoestima, su seguridad personal en expresar lo que piensa, al sentir que los padres muestran interés en ellos tienden a conversar más, aprender a escuchar al adulto y a reflexionar de manera positiva en su aprendizaje, suelen tomar mejores decisiones y no se sienten tan solos en sus problemas.

Los padres notaran que los hijos se sentirán más cercanos a ellos y que con el ejemplo, la calma y la razón pueden educar de manera más tranquila. Escuchar sin juzgar favorece que los adolescentes se tranquilicen y revelen más información, además notarán que los hijos escuchan más, porque se sienten escuchados

Los artículos están protegidos por derechos de autor. Se autoriza el uso académico de los mismos siempre y cuando se cite el autor y el origen. El plagio y uso de los mismos sin autorización acarreara consecuencias legales.

 

 

Bienvenido portalfenicia.com

Acceder

¿Olvidaste tu contraseña?